jueves, 5 de noviembre de 2015

TERTULIA DE SEPTIEMBRE (11/09/15)

 

De nuevo nos volvemos a reunir, esta vez, en la sede de la Agrupación de Cofradías para nuestra tertulia de Septiembre. Tertulia que tiene mucho de especial. Esta será la última en la que nuestro presidente se reúna con este grupo de gobierno Y con nosotros, será el último año de su segunda legislatura y también, el momento en el que toma conciencia una noticia que se aventuraba en el tiempo, una noticia a la que se le puso distancia un día muy especial, una víspera de Jesús de 2.012.
Como siempre compartimos nuestra mesa y con ella, generosas viandas y manjares que hoy saborearemos de forma muy especial.


Lo hacemos en el patio central de este palacete que alberga historia y en la que sus paredes, sus muros, el suelo que pisamos y las palabras, se funden con el cariño desmedido de quienes formamos esta gran familia.


Familia que ha ido creciendo y dando fruto.  Cada pregón fue cosecha abundante y generosa de amistad, de sentimientos, de palabras y versos, latidos de emoción acelerados, aplausos y muestras de cariño, lágrimas atrapadas, besos y amor fraterno, sueños que en el tiempo se fueron cumpliendo y haciendo realidad, despertando ilusiones, así fue esta gran familia creciendo…, y siempre, siempre la Semana Santa en nuestras bocas, arraigada, como esas costumbres que impregnan nuestra piel, nuestros deseos más hondos, nuestros sentimientos más humanos y cristianos que desde chicos nos inculcaron nuestras familias, nuestros padres, nuestros abuelos, nuestros antepasados que fueron dejando huellas imborrables que hoy forman parte de nuestra existencia.


Abre nuestra tertulia Vicente Mejáis con una carta prometida de D. Alberto Rosales, nobleza obliga. Carta emotiva donde las haya, llena de cariño y afecto a una familia  que tiene el honor de que uno de sus miembros pregonara nuestra Semana Santa. Aplausos para D. Alberto por esa carta. Un hombre que sabe reconocer la valía de un compañero de profesión, en la palabra y en el sentir.


Luego y tras comentar sobre “ La Magna” acto procesional con las imágenes de las Vírgenes de nuestro pueblo conmemorando el setenta y cinco aniversario de la venida a Baena de Ntra. Sra. De las Angustias, es de nuevo Vicente Mejías quien nos sorprende.


Se levanta de su silla y como un autentico actor de teatro, sale a escena, Cabildo de dos mil quince en sus manos y reverencia para María José Cañete y su familia…


Querida María José, te quedaste con la miel en los labios…
Tenías toda la razón cuando dijiste que la Virgen del Rosario necesitaba algo más…
Y con tu cabildo en mano, como poeta que sostiene una joya comenzaste a declamar tus versos…


¡Pero esto que es!
¡Una joya, una incunable…! ¡Tiene el final cambiado, sí, una incunable…!
¡No hay otra como ésta…¡y señalaba la revista cabildo de 2.015.
¿Quién dice que este pregón no puede tener otro final?..., ésta tiene un final cambiado…


Y comenzaste a vaciar tus versos, a elogiar a Nuestra Sra. Del Rosario que en Granada la tienen como “Flor del amor” Virgen de las Nieves que nace en Sierra Nevada y que ni siquiera las estrellas que más brillas en el firmamento, Sirio, Altaír y Vega eclipsan a nuestra estrella del Domingo de Resurrección, nuestra Virgen del Rosario…


¡Quien dice, que una nana no sirve para cantarle a nuestra Semana Santa! Y a esta hermandad.
Con los pelos de punta y en pie, todos aplaudimos un momento único, sublime, como pocos hemos vivido y compartido, mientras la voz de Paco Tovar gritaba: ¡Pregonero, pregonero, pregonero!...


Y María José, que decir, si los demás estábamos emocionados…, María José Cañete y Francisco Montilla lloraban.


Una autentica sorpresa para esta cofrade y su familia, que sienten a su Virgen del Rosario de forma tan especial.


No hay palabras, para agradecer este gesto, ni joya más hermosa, que regalar este cabildo con tu Pregón Cambiado…


¡Claro que era posible otro final!
Un final que solo consiguen cambiar los magos como tú, las personas nobles como tú y con gestos como éste que te honran.


La noche fue larga, intensa y emocionante, salieron a relucir como cada año, el interrogante sobre el pregonero de dos mil dieciséis, será con el inicio del año cofrade cuando se desvele esta noticia que ahora, juega al despiste y, con el turno de palabra para cada uno de los asistentes. Juan Carlos Roldan, Manoli Gutiérrez, Francisco Montilla, María José Cañete, Francisco Ramírez, Macarena Gómez, Jesús Malpica, María José Sánchez, Paco Tovar,  Mari Carmen Moraga, Juan Mariano Fernández, Elena Lucena, Carlos Joaquín Lucena, Vicente Mejías y su esposa Paqui Hinojosa, Lourdes Tamajon y un servidor Manuel Espejo.


Ausencias destacadas la de Lola Cristina Mata-Casado y Salvador Rodríguez, Javier Rojano y Begoña Baena…


Siempre es difícil poder reunirnos todos, pero lo cierto e importante es que siguen estando en nuestras vidas y con ellos y por ellos, también brindamos cada noche de tertulias… “Tertulias fuera del tiempo”, por los presentes y ausentes… salud y felicidad, complicidad y cariño.
Son las palabras de Juan Carlos Roldan Sillero, las que sirven de despedida.


De nuevo nos dice: Mi voz se apaga como presidente de la Agrupación de Cofradías y mi figura se diluye, se quedará tan solo el hermano, el cofrade, mi cariño y el amigo, todo el afecto que siento para mi equipo de gobierno y estos pregoneros con mayúsculas, sus familias y como no, sus pregones…

Así cerramos una etapa larga de ocho años y un camino que otros han de continuar.
Muchas gracias a todos.


¡Viva Nuestro Padre Jesús Nazareno!

No hubo fuegos artificiales porque no era el día, pero sí palabras, versos, amor desmedido y emoción para recordar en el tiempo, noches como esta…












Manuel Espejo Jurado
12-9-15
Baena (Córdoba) 2:45 de la madrugada…


sábado, 31 de octubre de 2015

TERTULIAS FUERA DEL TIEMPO (30/07/15) . Texto de Manuel Espejo Jurado


Y llegó nuestra ansiada noche de Julio, día treinta, tertulia que se prolongó hasta la madrugada del treinta y uno. Esperada cita llena de expectación y noche con momentos únicos para compartir entre amigos que no se ven tanto como quisieran, pero con los que se ha creado un nexo de unión muy especial, que hace que andemos todos deseosos de encontrarnos y compartir nuestras experiencias de vida y como no, hablar de Semana Santa.



Lo primero es compartir la mesa, lo mismo que Jesucristo hacia con sus amigos y tal y como ya hemos comentado en otras ocasiones y recordando a un cofrade ejemplar, Juan Torrico Lomeña, abrimos con el tradicional “Picaillo de Baena”, una fuente de tomates carnosos, pimiento, cebolla y pepino, aliñados con sal, vinagre y nuestro generoso aceite de Baena, digo generoso, porque lo es, en aromas, en color y en sabor, es como si se derramase la luz sobre estos alimentos que da la tierra, hermanándonos en las costumbres que andan impregnadas en la gente de nuestro pueblo Baena.


Luego y tras la alegría de encontrarnos en esta primera tertulia del verano y como ya es tradicional en casa de Encarnita Flores, todos estamos ávidos por conocer las impresiones de nuestro pregonero del  año en curso, Vicente Mejias…, quien no cabe en sí, de gozo con todo el cariño y felicitaciones por parte, no solo de su familia y amigos, si no de los Baenenses que le han llamado y parado por la calle, dándole la enhorabuena por el pregón tan magnífico que ha hecho y lo alto que ha puesto el listón para el que pregone la Semana Santa de 2.016.


Todos absolutamente, queremos conocer de primera mano, las impresiones de Vicente, quien como es habitual en él, nos brinda todo lujo de detalles que nos cuenta, tal y como si estuviese interpretando una obra de teatro.

Vicente tiene ese carisma para enamorar y meterse al público en el bolsillo y en este caso, a los amigos, que expectantes compartimos sus vivencias, anécdotas y muestras de cariño…
Nos dice que su mayor preocupación era el tiempo. Dos horas de pregón y veinte minutos de documentales.

Nos sorprende cuando nos da un dato relevante. 15.000 palabras que tuve que dejar en 12.000 y luego añadió datos de las extensiones en palabras de otros pregones que le precedieron. Paqui, su esposa, añadió un comentario simpático cuando dijo: Todas esas palabras se las quitaste a la Virgen del Rosario, aludiendo al comentario de María José Cañete, quien y tras presentarnos a su hijo Francisco, con el que todos vivimos el momento más tierno de la noche, continua con su crítica, totalmente constructiva, que viene a decirnos; que todos los pregoneros pasan con mucha prisa por el Domingo de Resurrección, se recrean en el miércoles, jueves y viernes Santo y luego, parece como si las palabras se terminasen, en este caso concreto para su virgen del Rosario. Y lo dijo muy en serio, con todo su amor propio herido pero también, con todo el cariño y confianza que nos une y, todos tomamos buena nota de ello. Luego reímos con la monumental bronca que le había caído a Vicente y brindamos porque no se volviese a repetir el incidente, por llamarlo de alguna manera, a un trabajo magnifico de un maestro de la palabra y el buen hacer.


Luego Vicente añadió una pincelada de cómo había imaginado a la Verónica hablando con Jesús, la soledad de las manos de María, o esos ojos de la Virgen de los Dolores… y otra vez, enamorándonos con sus palabras transformadas en poesía. Un lujo escucharle.
Vicente nos sigue deleitando con sus anécdotas y vivencias, no para, es un pozo de sabiduría y no puedes perderte nada de lo que cuenta.

Nos dice que a las diez en punto ya estaba en el teatro Liceo de Baena y, cómo se sorprendió con el magnífico escenario que le habían preparado.



Paqui nos dice: se puso un traje y le quedaba pintado, el primer traje que no hay que tocarle. Sus anécdotas reflejan a una mujer enamorada, pendiente de cada uno de esos detalles que se le escapan a estos hombres inteligentes a los que se les desborda la sabiduría y es imposible seguir.

Pero como dice el saber popular, detrás de un gran hombre, siempre hay una gran mujer. Vicente nos recuerda tres momentos clave que guarda en su memoria; el primero fue el Domingo de Ramos. Una persona desconocida le apretó las manos y le dijo: Me has emocionado con tu pregón…, lo he visto desde Barcelona. Tres veces seguidas.


La otra anécdota significativa fue el Jueves santo durante el recorrido de las estaciones en la capilla de Guadalupe…, Don Juan Huertas le dijo: muchas gracias y que Dios te bendiga con un fuerte abrazo. He vivido una Semana Santa diferente nos dice Vicente, visiblemente emocionado tras esos ojillos vivarachos que esconden la nobleza de un hombre entregado a un mundo, que le apasiona, entre otros, nuestra Semana Santa.


El otro momento tan especial y que sin duda se pasó por alto aquella noche, me lo comentó a través de una llamada telefónica al día siguiente, me dijo, Manolo no quiero que se me pase por contar lo de un sobre que al día siguiente del pregón llegó al bar de mi padre y a mi atención,  dentro, otro sobre y en éste, una carta firmada por el profesor de Educación Física y también pregonero D. Alberto Rosales.


Me resumió su contenido y prometió llevarla y leerla en la Tertulia de Setiembre. En síntesis le decía, a parte de sus felicitaciones y lo orgulloso que estaría su padre y toda su familia, contaba de forma anecdótica, que él siempre cuenta en los pregones, las veces que interrumpen a los pregoneros con sus aplausos, contigo perdí la cuenta.


Elena Lucena, su predecesora nos dice que lo intuía, fue algo que comentó con Carlos Joaquín su hermano y, le dijo: creo que el próximo pregonero es Vicente. Sabía que lo haría muy bien.

Vicente nos dice que ha puesto el corazón y sus vivencias, la noticia le hizo mucha ilusión, no la esperaba. Han sido muchos días de trabajo callado y horas compartidas.


De nuevo cuando preguntamos a Paqui, nos sorprende al contarnos su experiencia y nos dice: para mí, ese tiempo, no fue nada especial. Yo tan solo le dije que el pregón lo preparase con palabras sencillas y que entendiera todo el mundo.

Fui la primera sorprendida. Yo quería escucharlo en el teatro, no quería que me contase nada, así que ese periodo de trabajo y elaboración del pregón lo viví con mucha naturalidad. Sabía que lo haría muy bien y en él tengo plena confianza. Luego Vicente nos deleitó con ese fragmento de su pregón dedicado a Paqui y que dice:


Deja que te diga,
que te busco en todas partes
Y que en todas partes te encuentro,
que contigo
acaricio el cielo con las manos,
que bendigo cada instante
de tu existencia
y que… ¡te quiero!.




Y  entonces Paqui le mira y se emociona y guarda silencio, mientras habla su rostro bellísimo que rompe su imagen de mujer de bandera con esa sencillez que se desprende de su persona.

Carlos Joaquín nos dice: el día de Jesús es de la  familia sufridora de Santa Marina…, lo de Vicente era una corazonada. Ese mismo día compraron el decimo de lotería de Navidad en el bar de su padre. Una corazonada y un deseo. Era como si le vigilásemos y, por  supuesto sabíamos que lo haría fantásticamente.

Mari Carmen Moraga: un año más…, el pregón de Vicente me encantó.

Ya me sorprendió un año que hizo de D. Carnal en Carnaval y cuando le escuché declamar, dije:  este tiene que salir.

He descubierto a Paqui. De Vicente, sé de él, que viene de una familia conocida y semanasantera, pero Paqui me ha sorprendido. Es una mujer tan sencilla y tan encantadora. ¡ una sorpresa!.

Jesús Malpica, le encantó el pregón y sobre todo, las negaciones de Pedro en el documental de Torreparedones.


Vicente añade, aquella noche acabé en urgencias.

Había hablado con el alcalde y le encantó la idea. Fue un homenaje a la Hermandad de San Pedro. Se tiraron en su casa un mes haciendo antorchas. Fue toda una experiencia. Mi segunda profesión Director de cine.

Paco Tovar, pensó que sería un pregón desde el conocimiento de familia semanasantera, buena pluma para escribir y muy trabajado. Ha tenido un corazón y no se hizo nada pesado a pesar de su duración. Muy ameno.

Lourdes Tamajon; Me gustó mucho tu pregón y disfruté de las puestas en escena. La saeta me encantó, todo muy trabajado.  Emocionado momento el que le dedicas a nuestra Hermandad de las Virtudes. Nuestro profundo agradecimiento y cariño, de toda mi familia y en mi nombre.

Manoli Gutiérrez;  Me gustó tu pregón muchísimo y lo que dijiste de la Magdalena. Esto es un puzle que se completa y cada uno han puesto su pieza.


Juan Carlos Roldán; Eres el único pregonero que me ha acongojado…  ¡como llegue el Viernes Santo y no diga nada tengo que salir corriendo!

Juan Carlos se siente un privilegiado. Vivo la emoción desde que se le comunica al pregonero la noticia, hasta que sale a escena.

Vivo todo el estado emocional. Por otra parte, quiero deciros que la figura de presidente se está difuminando y se queda el cofrade, pronto me callaré y hablarán los hechos. Me quedo con los pregones y sus pregoneros.

Este ha sido mi éxito. Creo se me recordará por este hecho. Ni siquiera por todo el esfuerzo y trabajo que he dedicado, junto a mi equipo en la casa de la Agrupación de Cofradías y eso que mi principal preocupación al principio era de donde sacar pregoneros. Incluso hay una lista  de personas que quieren ser pregoneros.


Encarnita Flores despide la tertulia de esta velada que ha entrado en la madrugada del día treinta y uno de Julio y lo hace con esa alegría que la caracteriza y solo pide salud para seguir abriendo las puertas de su casa a los nuevos pregoneros que se vayan incorporando a esta gran familia.

Al día siguiente, es decir esa misma mañana me entregó una cuartilla con sus pensamientos que firma y rubrica con su sentir.


domingo, 25 de octubre de 2015

viernes, 25 de septiembre de 2015

Día de Jesús 2015


Toma esta luz
y prende la vida,

toma esta luz
y  llévala hasta donde tú quieras,

toma esta luz
que guía mis pasos,


toma esta luz
y sigue mi camino…

toma esta luz
hasta donde el infinito
no tiene norte,


ni sur, ni espinas,
ni madrugadas, ni ocasos,

nada más que silencio,
silencio y camino por hacer,

manos a las que aferrarse,
abrazos en los que encender
esa llama, que con una mirada,


la de Jesús Nazareno…
¡dice tanto!
que es su rostro quien habla,

son sus gestos,
sus palabras calladas
las que sin permiso,

entran en mi espacio,
que ya no es mío, sino suyo,


parte de mi existencia,
entrega desinteresada
de amor que se rebela
y que quiere salir del anonimato,

mientras persigo esa estela
de luz que parpadea,

que se impregna de aromas,
cera quemada que se derrite y desintegra,
trasparentes lagrimas que serpentean
y de nuevo cuajan,


mientras se recrean
en ese rastro latente de pensamientos
que sin querer escapan
como suspiros al viento.

Oraciones que se desprenden,
desde mi cerebro,


desde lo más profundo del alma
y recorren en Baena un trecho,
acompañando al Nazareno,

Y a su Madre Dolorosa engalanada,
transformada para nuestros
corazones en reina,
en estrella de la mañana,
esperanza para los enfermos,
compañía para esa soledad
que aísla y atrapa,


madre para todos los corazones
afligidos y alegres de nuestro pueblo,
de nuestras conductas indignas, redentora,
de nuestro paso por este mundo, ejemplo,
mientras nosotros, tus hijos,
tomamos la cruz
y seguimos al maestro,


tu Hijo, el hijo de tus entrañas,
mientras rezamos un “Padre Nuestro”.

 

Toma esta luz
Y prende la llama que no se apaga,
la de nuestro Padre Jesús Nazareno,
toma  esta luz
y prende la llama
en todos los corazones, Señor
de Baena, nuestro pueblo…




Manuel Espejo Jurado
Fuenlabrada
18-9-15